ASOCIACIÓN
DE MUJERES
FRANCO-ARGENTINAS
ASSOCIATION
DE FEMMES
FRANCO-ARGENTINES
Prensa

La mujer en el agro: el debate por la equidad también le llegó al campo

Abril 11, 2018




Apenas el 5% ocupa cargos directivos en la agroindustria. Buscan que la discusión figure en la agenda de los líderes del G-20.

Nunca sin ellas y mejor con ellas”, recibió ayer por la tarde el embajador de Francia, Pierre Henry Guignard a un auditorio y panelistas de lo más diverso convocado para debatir la situación de la mujer en el campo. La iniciativa partió de la Asociación Marianne que cobija a mujeres profesionales que se han propuesto tender un puente en las relaciones con Francia. Marianne organizó la jornada junto con el W-20, el brazo del G-20 dedicado a elaborar recomendaciones sobre políticas de equidad de género para los líderes del G-20 que se reúnen el próximo noviembre en Buenos Aires. Guignard admitió que es un tema candente en Francia donde el 25% de las mujeres son responsables de las explotaciones agrícolas. “Lo hemos transformado en una gran causa nacional. En 2022 la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) se ha propuesto destinar el 50% de los préstamos al empoderamiento de las mujeres”, contó. Un dato: la AFD está entre nosotros y las ruralistas argentinas podrían aprovechar sus créditos laxos.

Laurence Loyer, vice de Marianne y directora de Finanzas del grupo Superville, introdujo el concepto de Mixité, como eje de solución de la problemática de género. Esto es, resolverlo entre hombres y mujeres. En el Palacio Ortiz Basualdo, sede de la embajada francesa, había abundante representación masculina: desde los expertos Martín Piñeiro y Miguel Gorelik a Juan Vaquer, el presidente de Dupont para América Latina.

Puestos a analizar el liderazgo de la mujer en la Agroindustria en un panel moderado pro Silvia Fesquet, Editora Jefa de Redacción de Clarín; Silvia Taurozzi, ex miembro del comité ejecutivo mundial del coloso Louis Dreyfus, presentó una encuesta reveladora. Un magro 5% de las mujeres llega a puestos directivos en el sector cuando ocupan el 62% de los empleos.

Ricardo Negri, actual presidente del Senasa, completó el cuadro al señala que hay un 30% más de mujeres en la carrera de ingeniería agronómica y en la de veterinaria el 70% ya son mujeres. Negri se refirió al rol en el campo de su bisabuela y su abuela que quiso ir a la universidad y no la dejaron. “Mi madre pudo estudiar y manejaba el tractor”, recordó. A cargo del control de la sanidad animal reconoció que en los puestos de frontera hay pocas mujeres. “se vive aislado, es difícil”, dijo.

Fesquet lo aguijoneó: “¿Acaso las mujeres no pueden hacer bien ese trabajo?” Negri sacó de la galera el ejemplo de una técnica de Senasa en el Potrerillos en Mendoza. Y prometió cambiar la ecuación en un organismo donde de 107 posiciones clave, solo 33 están ocupadas por mujeres.

De la importancia de las políticas de género para el sector rural informó Susana Balbo, chair del W20. Contó el 40% de la población rural en la Argentina son mujeres, Y que el 50% del control de calidad de los alimentos está en manos de mujeres. Balbo planteó que hay que otorgar acceso a la propiedad de la tierra para las mujeres de sectores postergados. “Mejoran la producción y desarrollan productos regionales de alto valor”, argumentó.

En otro panel Pilu Giraudo, quinta generación de productores se explayó sobre la falta de visibilidad. Y ese fue el tema que profundizó Fabiana Menna de la Fundación Gran Chaco al contar que la mujeres en situación de pobreza padecen profundamente la desigualdad. Curioso, la embajadora de la Unión Europa, Aude Maio-Coliche concluyó que se trata de problemas universales.

Fue Antonio Aracre, director General de Syngenta para Latinoamérica Sur, quien puso el dedo en la llaga. Contó que la multinacional líder en semillas y ahora de capitales chinos trabaja desde hace 10 años en políticas para generar la igualdad de oportunidades. Esto es, acompañar a las mujeres que deciden tener hijos para que no abandonen la carrera. Les permiten trabajar desde la casa, horarios reducidos y les facilitan las cosas. Pero Aracre se llevó los aplausos por la experiencia que hicieron en Santiago del Estero y en Balcarce al tomar 300 mujeres para los trabajos en el campo. “No había trabajo duro para ellas y todas querían volver”.
VER  
PRENSA

CLARIN:

Diana Saiegh, distinguida en la Legislatura
16/09/2019 leer nota

INFOBAE:

Una despedida al embajador de Francia en la casa de Victoria Ocampo
22/07/2019 leer nota

CLARIN:

Pasiones Argentina. Puente a cada lado del Atlántico
20/07/2019 leer nota
Alliance Francaice