ASOCIACIÓN
DE MUJERES
FRANCO-ARGENTINAS
ASSOCIATION
DE FEMMES
FRANCO-ARGENTINES
Prensa

Diana Saiegh, distinguida en la Legislatura

Septiembre 16, 2019


La Cultura nos hace mejores personas


Personalidad Destacada de la Cultura
Diana Saiegh, distinguida en la Legislatura: “La cultura nos hace mejores personas”
En la Ciudad, dirigió el Recoleta y fue subsecretaria de Cultura. En el acto elogiaron su capacidad de gestión y su desobediencia.
 
 
Aplaudan. Duprat, Saiegh y el diputado Claudio Heredia, en la Legislatura. / Rafael Mario Quinteros
"La cultura tiene que ser una cuestión de Estado. La cultura nos enseña que no hay una sola verdad. La cultura nos hace mejores personas, más sensibles y por lo tanto más generosos", dijo al final Diana Saiegh, emocionada, mimada, abrazada, en la Legislatura porteña. Tiene motivos: este lunes, Saiegh fue declarada Personalidad Destacada en el ámbito de la Cultura.
Saiegh fue profesora titular en la carrera de Gestión Cultural en la Universidad del Salvador. Entre 1989 y 1990 fue directora General del Centro Cultural Recoleta; dejó el cargo para ser subsecretaria de Cultura entre 1990 y 1992 y lo retomó entre 1993 y 1997. También fue directora del Museo de Arte de Tigre y es una referente del massismo en el área de Cultura.
A sala llena. En primera fila, el ministro de cultura Enrique Avogadro. / Rafael Mario Quinteros
"Debemos apoyar la cultura y valorarla", dijo este lunes. "Como decía Borges, no soy ni buena ni mala, simplemente soy incorregible".
“Como decía Borges, no soy ni buena ni mala, simplemente soy incorregible”
Antes había hablado el director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat. , que recordó unas palabras de Pablo Picasso: "Lleva mucho tiempo llegar a ser joven”, decía el artista. "Y creo que Diana es un ejemplo de ello".
 
Diana Saiegh. En 2012, en el Museo de Arte de Tigre. / Jorge Sánchez
Duprat recordó que, como él, Saiegh es arquitecta y que, dijo, nunca se queda en un lugar cómodo. E hizo un elogio de la desobediencia: "No es una gestora obediente, que acata normas y reglamentos, y allí reside su poder transformador. No sigue los mandatos sino que los interpreta a su manera, los tergiversa, los estira y los hace funcionar de una manera novedosa".
Duprat, que sabe lo que es manejar una institución grande, dio una definición con gusto a reconocimiento: "Las instituciones culturales, como vienen dadas, están llenas de “no se puede”, “no hay presupuesto”, “eso no se hizo nunca”; el buen gestor, como Diana, no se rinde ante estas sentencias, ni siquiera las acata, y siempre encuentra la manera de desmentirlas, transformando los proyectos imposibles en realidades palpables".
A su turno Alicia Santaló, también arquitecta, recordó que “somos arquitectas de la Universidad de Buenos Aires, de la misma camada, nos recibimos en 1975” y que con “el regreso de la democracia, fuimos convocadas para recuperar el patrimonio de nuestra ciudad”.
¿Qué recuperaron? "Nos pusimos unas zapatillas y empezamos a recorrer cuadra por cuadra, buscando, mirando, definiendo qué queríamos proteger. Y nos dimos cuenta que eran los edificios paradigmáticos, los de autor, como el Kavanagh, el Molino, el Comega, pero también el racionalismo de los barrios, a veces de autores desconocidos, pero también una barraca en el barrio de Barracas y un conventillo en la Boca, una casa chorizo de Flores, Chacarita o Palermo", dijo Santaló. Porque, en ese momento significativo, "buscábamos proteger la identidad de cada barrio, la memoria colectiva, en el sentir de la gente, y ponerlo en valor, sin nostalgias".
Saiegh entonces aportó su visión: "Diana siempre con su mirada comprometida con la cultura, nos decía que había que proteger los 36 Billares, y el bar El Taller, y el cine del barrio, y nos incentivó a conocer la poesía de los barrios y sus historiadores".
En el público estaban, entre otros, el Ministro de Cultura porteño Enrique Avogrado, Graciela Gianettasio, ex vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires; Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro; Delfina Helguera, directora del Museo Larreta; Teresa Riccardi, directora del Museo Sívori; el fotógrafo Aldo Sessa y galeristas como Mariana Povarché, Clara Martínez y Gachi Prieto, entre otros.
La distinción se otorgó a partir de una iniciativa del diputado Claudio Heredia del Bloque Peronista.
Personalidad Destacada de la Cultura
Diana Saiegh, distinguida en la Legislatura: “La cultura nos hace mejores personas”
En la Ciudad, dirigió el Recoleta y fue subsecretaria de Cultura. En el acto elogiaron su capacidad de gestión y su desobediencia.
Aplaudan. Duprat, Saiegh y el diputado Claudio Heredia, en la Legislatura. / Rafael Mario Quinteros
"La cultura tiene que ser una cuestión de Estado. La cultura nos enseña que no hay una sola verdad. La cultura nos hace mejores personas, más sensibles y por lo tanto más generosos", dijo al final Diana Saiegh, emocionada, mimada, abrazada, en la Legislatura porteña. Tiene motivos: este lunes, Saiegh fue declarada Personalidad Destacada en el ámbito de la Cultura.
Saiegh fue profesora titular en la carrera de Gestión Cultural en la Universidad del Salvador. Entre 1989 y 1990 fue directora General del Centro Cultural Recoleta; dejó el cargo para ser subsecretaria de Cultura entre 1990 y 1992 y lo retomó entre 1993 y 1997. También fue directora del Museo de Arte de Tigre y es una referente del massismo en el área de Cultura.
 
A sala llena. En primera fila, el ministro de cultura Enrique Avogadro. / Rafael Mario Quinteros
"Debemos apoyar la cultura y valorarla", dijo este lunes. "Como decía Borges, no soy ni buena ni mala, simplemente soy incorregible".
“Como decía Borges, no soy ni buena ni mala, simplemente soy incorregible”
Antes había hablado el director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat. , que recordó unas palabras de Pablo Picasso: "Lleva mucho tiempo llegar a ser joven”, decía el artista. "Y creo que Diana es un ejemplo de ello".
 
Diana Saiegh. En 2012, en el Museo de Arte de Tigre. / Jorge Sánchez
Duprat recordó que, como él, Saiegh es arquitecta y que, dijo, nunca se queda en un lugar cómodo. E hizo un elogio de la desobediencia: "No es una gestora obediente, que acata normas y reglamentos, y allí reside su poder transformador. No sigue los mandatos sino que los interpreta a su manera, los tergiversa, los estira y los hace funcionar de una manera novedosa".
Duprat, que sabe lo que es manejar una institución grande, dio una definición con gusto a reconocimiento: "Las instituciones culturales, como vienen dadas, están llenas de “no se puede”, “no hay presupuesto”, “eso no se hizo nunca”; el buen gestor, como Diana, no se rinde ante estas sentencias, ni siquiera las acata, y siempre encuentra la manera de desmentirlas, transformando los proyectos imposibles en realidades palpables".
A su turno Alicia Santaló, también arquitecta, recordó que “somos arquitectas de la Universidad de Buenos Aires, de la misma camada, nos recibimos en 1975” y que con “el regreso de la democracia, fuimos convocadas para recuperar el patrimonio de nuestra ciudad”.
¿Qué recuperaron? "Nos pusimos unas zapatillas y empezamos a recorrer cuadra por cuadra, buscando, mirando, definiendo qué queríamos proteger. Y nos dimos cuenta que eran los edificios paradigmáticos, los de autor, como el Kavanagh, el Molino, el Comega, pero también el racionalismo de los barrios, a veces de autores desconocidos, pero también una barraca en el barrio de Barracas y un conventillo en la Boca, una casa chorizo de Flores, Chacarita o Palermo", dijo Santaló. Porque, en ese momento significativo, "buscábamos proteger la identidad de cada barrio, la memoria colectiva, en el sentir de la gente, y ponerlo en valor, sin nostalgias".
Saiegh entonces aportó su visión: "Diana siempre con su mirada comprometida con la cultura, nos decía que había que proteger los 36 Billares, y el bar El Taller, y el cine del barrio, y nos incentivó a conocer la poesía de los barrios y sus historiadores".
En el público estaban, entre otros, el Ministro de Cultura porteño Enrique Avogrado, Graciela Gianettasio, ex vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires; Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro; Delfina Helguera, directora del Museo Larreta; Teresa Riccardi, directora del Museo Sívori; el fotógrafo Aldo Sessa y galeristas como Mariana Povarché, Clara Martínez y Gachi Prieto, entre otros.
La distinción se otorgó a partir de una iniciativa del diputado Claudio Heredia del Bloque Peronista.
VER  
PRENSA

CLARIN:

Diana Saiegh, distinguida en la Legislatura
16/09/2019 leer nota

INFOBAE:

Una despedida al embajador de Francia en la casa de Victoria Ocampo
22/07/2019 leer nota

CLARIN:

Pasiones Argentina. Puente a cada lado del Atlántico
20/07/2019 leer nota
Alliance Francaice